Los juegos que se muestran en esta página hacen parte de la colección de efectos del programa Magia y Cerebro. Los he presentado en varias ocasiones y la respuesta de los espectadores siempre ha sido favorable. Algunos son “automáticos”, es decir, que no requieren destreza manual. Los demás necesitan ciertas técnicas manuales pero éstas no son complicadas.

He comprobado que en verdad no hay juegos ni buenos ni malos. Según el ilusionista Wenceslao Ciuró (1970), “el efecto que los juegos producen en el ánimo de los espectadores, no depende de los trucos mismos, sino de la manera como son presentados.” Vicente Canuto (1993) escribió: “Es frecuente que el principiante, con el afán de aprender nuevas técnicas, olvide dónde se encuentra el verdadero arte. Y el arte está en cómo se presentan los juegos que se dominan.” Por consiguiente, en los entrenamientos hacemos mucho énfasis en este aspecto.

Los juegos que verás en esta página se pueden realizar con una baraja normal. El estudiante necesitará aprender algunas técnicas (p.ej., mezclas, cortes, controles, vistazos, forzajes, etc.). Otros juegos requieren una preparación previa de la baraja. Pero, en esencia, no se necesita una habilidad excepcional para realizarlos, aunque es importante practicar con asiduidad.

Existen varias ramas del ilusionismo. El programa Magia y Cerebro utiliza la cartomagia debido a que es una de las ramas más desarrolladas y conocidas, requiere pocos recursos y se puede realizar en cualquier momento y en cualquier parte. En mi opinión, uno de los encantos que tiene la cartomagia es que utilizando una simple baraja de cartas se pueden producir ilusiones sorprendentes a poca distancia del espectador: efectos de telepatía, predicción, transposición, aparición/desaparición, transformación y restauración.

El programa Magia y Cerebro no tiene como único objetivo enseñar juegos de cartomagia. En realidad los juegos son un medio para un fin, el cual consiste en estimular o rehabilitar las habilidades físicas, cognitivas y sociales de los estudiantes. Por ejemplo, la práctica constante de las técnicas de prestidigitación activa el aprendizaje procedimental. Algunos juegos exigen capacidad para realizar varias tareas al mismo tiempo (atención dividida). En otros es necesario retener información durante poco tiempo (memoria a corto plazo), cambiar o improvisar un método para producir el mismo efecto (flexibilidad cognitiva y pensamiento divergente), planear una secuencia de eventos para lograr el efecto (planeación), intuir lo que el espectador espera del juego (teoría de la mente), forzar elecciones mediante el control verbal (lenguaje)… Éstas y otras habilidades cognitivas participan en la cartomagia convirtiendo éste arte en una especie de gimnasia cerebral. La magia también facilita la socialización y puede reforzar la autoconfianza.

Para participar en el programa Magia y Cerebro envíanos un mensaje a través del formulario de contacto o escríbenos a magiaycerebro@gmail.com

Referencias
Canuto, V. (1993). Cartomagia fundamental. Sevilla: AUTOR-EDITOR.
Ciuró, W. (1970). Cartomagia Tomo 1. Madrid: Páginas Libros de Magia.

Introducción a los juegos




Predicción en japonés


Localización asombrosa


El triángulo mágico


Intuición


Cuenta atrás


Cortando por los ases


Revoltijo


La ladrona y el abogado


Viaje cuántico


Carta pensada


Mi nombre es Jeniffer Ortega Marín. Soy neuropsicóloga clínica y me dedico a trabajar con pacientes que presentan trastornos de la cognición producidos por un daño o patología cerebral. Además soy maga aficionada. Me inicié en la cartomagia de forma autodidacta, así que los libros han sido mi principal fuente de conocimiento. El ilusionista Wenceslao Ciuró (1979) señaló que “el verdadero maestro de un ilusionista es él mismo. La autoformación tiene en nuestro arte una importancia capital.”

He realizado presentaciones para pacientes, estudiantes, familiares y amigos. Empecé con efectos automáticos, luego proseguí con técnicas de manipulación manual que ejecutaba sin apartar los ojos de la baraja hasta que finalmente la práctica me permitió efectuar las técnicas de prestidigitación sin mirar mis manos para concentrarme más en el público y en la presentación.

La mayoría de los juegos los he aprendido leyendo libros pero también he aprendido de otros ilusionistas. Casi siempre les hago modificaciones, ya sea para mejorarlos, retar mi creatividad o simplemente adaptarlos a mis necesidades. Además me encanta ver nuevos efectos y meditar en ellos hasta encontrar la solución o soluciones alternativas. Especialmente disfruto generar nuevas versiones del mismo efecto.

Me apasiona el ilusionismo con cartas. Además de permitirme entretener a las personas y estimular mis habilidades, me ha enseñado que nuestro cerebro crea su propia realidad, una que puede ser muy diferente a la “realidad objetiva” o a la realidad de quienes nos rodean. Las personas pueden influir en este proceso de construcción de la realidad incluso sin que seamos conscientes de ello. Eso es lo que hace un ilusionista. En su libro Los engaños de la mente: Cómo los trucos de magia desvelan el funcionamiento del cerebro, los científicos Stephen Macknik y Susana Martínez-Conde (2012) explican que “los trucos de magia funcionan porque el proceso de atención y consciencia del ser humano tiene, por así decirlo, un cableado fácil de piratear.” La lectura de este libro intensificó mi interés por la cartomagia.

He aprendido que hacer un truco es algo diferente a crear una ilusión. Hoy en día se pueden encontrar miles de tutoriales en internet para realizar juegos de cartomagia con distintos niveles de dificultad. Algunas personas que conozco han aprendido a hacer trucos de esta manera. Pero si les falta confianza o la presentación del efecto es aburrida no se produce la ilusión. A través del programa Magia y Cerebro aprenderás a crear ilusiones y al mismo tiempo estimularás tus habilidades físicas, cognitivas y sociales.

Para participar en el programa Magia y Cerebro envíanos un mensaje a través del formulario de contacto o escríbenos a magiaycerebro@gmail.com

Referencias

Ciuró, W. (1970). Cartomagia Tomo 1. Madrid: Páginas Libros de Magia.
Macknik, S. L., & Martínez-Conde, S. (2012). Los engaños de la mente: cómo los trucos de magia desvelan el funcionamiento del cerebro. Barcelona: Ediciones Destino, S. A.

Mi experiencia con la cartomagia